Bajo el nombre de la democracia siempre se esconde una nueva dictadura

Durante la movilización Ni indulto Ni impunidad fue repartido este breve panfleto. Ni dictadura, ni democracia, decimos nosotrxs. Ni juicios ni ‘castigos’, sino lucha y protesta fuera de los parámetros legales que responden a las propias lógicas totalizadoras de los Estados. También puedes descargar el panfleto en pdf.

Ni dictadura ni democracia: Todos los gobiernos son nuestros enemigos

Tienen las armas –policías y militares son educados para recibir órdenes y disparar (sin razonar, bajo la ideología sentimental del patriotismo)– y las leyes de su lado, para actuar con impunidad. Controlan los medios de comunicación para ser dueños de la verdad o para ser dueños del lenguaje muerto de sus falsos críticos.

Cualquier forma de protesta contra su violencia organizada es catalogada como crimen y vandalismo, en cambio su violencia es “legal”, su violencia es sinónimo de “paz social”.

Bajo el nombre de la democracia siempre se esconde una nueva dictadura

En democracia, las fuerzas militares del Estado no disparan, no porque no puedan, sino porque no lo necesitan: Las personas que querían cambiar el mundo, están comprando identidades en el supermercado. Hay un policía en el corazón de cada ciudadano.

La democracia es una estrategia moderna para controlar a la población con su propia participación: El control no se ejerce mediante la fuerza física, sino a través de la cultura, el miedo e ideas de falsa felicidad. La democracia consiste en la posibilidad de elegir el tipo de gobierno, el tipo de dictadura. Pero sea de derecha o de izquierda, Todo gobierno es una dictadura, pues aspira al monopolio de la violencia y obedecerá a los mismos intereses de las fábricas y empresas del sistema mercantil global.

En cambio, la autonomía reside en la habilidad de no responder las preguntas de quienes dominan, de elegir no elegir sus alternativas; en la capacidad de generar relaciones horizontales y creativamente anticapitalistas que no estén dominadas por las fuerzas jerárquicas ni la economía enajenada de esta sociedad, para construir un mundo nuevo donde la vida no sea una mercancía.

Gobierne quien gobierne, seamos ingobernables.
www.Incendio.noblogs.org

Leave a Reply